K-lores del trópico es libro libre

http://editoraemergente.com/product.php?id_product=214

Un somero repaso a textos canonizados y muy bien distribuidos –que van desde los diarios de viaje de diversos agentes coloniales, pasando por Defoe, Conrad y Lévi-Strauss, hasta un largo etcétera que nos alcanza en el siglo XXI–, arroja la siguiente premisa: las criaturas templadas y el vértigo, a veces excitado, otras repugnado, que experimentan al enfrentarse al trópico han dominado el modo de producción ideológico, conceptual y epistemológico en Occidente. Pero las criaturas tropicales han viajado también y lo han hecho siempre. Su perspectiva ha logrado entrar muy poco a las filas de los textos que una no puede darse el lujo de no leer. K-lores del trópico: ensayos transboricuas parte de y regresa siempre, con ácido amor, a la región tropical de los archipiélagos caribeños, tan contradictoriamente vituperada con acusaciones de excesos y faltas de toda calaña y tan convenientemente explotada con pretextos, a un tiempo, de bellezas y horrores.

La partida y el regreso, sin embargo, puede suscitarse en cualquier lugar y momento, pues este libro se niega a movilizar la ontología templada respecto al clima y la región tropicales. Lejos de eso, K-lores está asido al trópico por medio de tres ejes –el viaje, el ruido y el fogón– que nos remiten a nuestras capacidades sensoriales, quizá moribundas en tiempos de toda suerte de “overloads,” pero ciertamente capaces de actividad y experimentación más allá de cortapisas espaciotemporales. A los ejes los aglutina el calor, experiencia térmica fundacional de todo cuerpo tropical. Lejos de precisar añadidos, el cuerpo tropical se despoja de ropas y sudores. Del mismo modo, este libro se despoja de tufos tanto académicos como literarios y su escritura se vuelve propia, fragmentaria y fugaz, mas no por eso menos rigurosa y perceptiva.

Gracias a la hegemónica historia del trópico como “encontrado,” este libro, posicionado en y a partir de allí, puede hilar, imprevisiblemente, a Calle 13 con Sabina. Más que las conexiones insospechadas, no obstante, con K-lores del trópicoFrancisco Cabanillas Taulé ofrece a las criaturas tropicales la posibilidad de acercarnos al mundo siendo nosotras quienes formulemos las preguntas en vez de quienes seamos objeto de ellas. Tal vez a partir de allí el vértigo lo produzcan las criaturas templadas, finalmente.

Este libro seguirá estando disponible en formato impreso. Puedes ordenarlo a través de editoraemergente.com