Benito Pastoriza Iyodo escribe sobre Bululú: perfume y veneno de Carlos Manuel Rivera

Hay que decirlo de entrada.  Sin muchos regodeos, ni vueltas.  Carlos Manuel Rivera es un filósofo.  Ciertamente hay que expresarlo que el camaleón en él es altamente visible.  Vemos con claridad el poeta, el dramaturgo, el narrador, el director, el actor, el performero, el ensayista, el investigador, el académico, el profesor, el sociólogo, el antropólogo y el historiador.  Pero lo que a muchos se nos escapa (precisamente por ser un camaleón) es que ante todo Carlos Manuel Rivera es un filósofo.  Es un filósofo a la línea de un Jean Paul Sartre, Albert Camus y Paul Michel Foucault.  Ellos, al igual que él, se presentaron al mundo como escritores literarios, historiadores, críticos, investigadores, pero era precisamente la filosofía la disciplina que formaba el núcleo, la esencia de sus obras.  Eran profundos pensadores que manifestaban su pensamiento filosófico a través de otras disciplinas como la historia, la lingüística, la antropología y la literatura.  Este es el caso de Carlos Manuel Rivera.  Repito, Carlos Manuel Rivera es un filósofo.

¿Cuál es la filosofía creada por Carlos Manuel Rivera?  No soy filósofo.  Soy un escritor que tiene una formación humanística que le permite percibir esta clara esencia en otro escritor.  Aquí es cuando la medicina se parece a la literatura.  Un médico generalista puede reconocer los desajustes mentales en un paciente, pero lo refiere a un siquiatra.  Yo invito y animo a los filósofos a estudiar la obra de Carlos Manuel Rivera.  La filosofía es el conjunto de saberes que buscar establecer, de manera racional, los principios más generales que organizan y orientan el conocimiento de la realidad, así como el sentido del obrar humano.  Esta es la definición que nos provee el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.  Si leemos con detallada atención el Prólogo de Bululú, perfume y veneno veremos esos dos axiomas claramente expresados en la apertura del libro.  Enumeramos para ustedes los planteamientos filosóficos expresados en el prólogo exponiendo de esta manera un filósofo de madurado pensamiento.  Los axiomas presentados son:

Teoría de la marginalidad

Teoría de la creatividad deconstruida 

Las construcciones de la heterogeneidad y la heteroglosia

El concepto de los significantes

La multiplicidad de signos

Ruptura de los sujetos, tiempos y espacios

La representación de lo infinito

Presentación de la praxis actual

Limitaciones del sujetivismo

Ideario del fragmentarismo

Teoría de la construcción humana

La periferia de la multiplicidad

El tiempo como espacio dislocado

El concepto purificador de la negación

Estos catorce principios filosóficos o esta filosofía Riverense serán la fundación arquitectónica de Bululú, perfume y veneno.  Las cuatro piezas importantísimas que serán las columnas principales sobre la fundación filosófica de Bululú serán: Perfume para entes o veneno pa´la gente, San Hediondo Sal que Daña, La Regla y La Bori Bori de Mink.  El resto del poemario ayuda a fortalecer y delinear la construcción pensante que es Bululú, Perfume y Veneno.  

No entraremos en detalles, pero sobre Perfume para entes o veneno pa´la gente, podemos indicar que se presencia el viaje sacerdotal del enigma poético donde la sabiduría es la traslucidez de lo efímero.  No sé si es un poema monólogo o más bien axiomas dialogados donde queda representada parte de la metafísica del libro. 

San Hediondo Sal que daña es un performance excepcional porque se pone la hagiografía patas arriba, pero con increíble exquisitez y juegos de palabras. ¿Es poesía teatralizada de la anti-teología o acaso es la espiritualidad contemporánea de la desilusión?  Esta pieza nos recuerda a la estética de Pedro Almodóvar, altamente marcada por la deformación.  

Sin darle muchas vueltas al asunto, La Regla es la pieza magistral del libro.  Visualizamos la ontología del Caribe.  En ella se recoge toda una poética del pensamiento.  Se presenta el vasto conocimiento literario e histórico, la dramatización del esperpento, lo autobiográfico, la tragedia dislocada, el sentimiento trágico de la vida (no necesariamente unamunesco) la partida de la esencia y la llegada del ensueño, lo cruel, lo humano, la disparidad del ego y la fragmentación del ser.  Ojalá (y espero no exagerar), esta pieza se habrá de colocar con el tiempo junto a las piezas de René Márquez y Luis Rafael Sánchez.  Pero La Regla establecerá su distancia y su elevación por la ética y la estética que presenta.  

Y llegamos pues al final del libro con la Dra. Dolores Fuertes de Parto, personaje central de la pieza La Bori Bori de Mink.  Y mucho ha parido en refrescarse y refrescar las letras malparidas de la hispanidad donde la ofuscación de investigar el género la ha llevado a una esquizofrenia de luces inoperantes.  Muchas son las investigadoras retratadas en el insomnio de la búsqueda.   Tanto decir para encontrarse en el despegue hacia un laberinto de luces apocopadas. Hay una jocosidad aquí que verdaderamente nos llevar a revisitar la idea del Bululú como experiencia transgresora que plantea la ideología de qué es el ser en su ser.

El resto de los poemas complementan los planteamientos filosóficos ya expresados.  

De ellos wedding tiene que ser la mejor: poema que presenta la danza o el ballet de las inconsistencias.  La farsa institucional del matrimonio es reexaminada con alocusiones de ironías placenteras. 

With Pride within The Nationalist Party: poema escrito en inglés con el despliegue del militarismo sin ilusiones.  Un poema que nos recuerda al filósofo francés Paul Michel Foucault con la construcción de la nación.

Geografía antillana poema que engaña.  Al parecer va uno nadando en poesía neopalesiana para enterarse luego que algo mayor está ocurriendo en este poema.  Iré equivocado, pero siento que es esclavitud lo que se presenta. Tema poco tratado en la poesía performista caribeña.

Un canto de Calibán a su madre Sicorax:  encierra el tema de la maternidad, pero desde un punto de vista histórico y espiritual.  Aquí se elabora la sabiduría de la maternidad con el recuerdo de las confrontaciones.

Crónica exacta presenta un reiniciar el mito taíno con el rescate apropiado del léxico originario de nuestro archipiélago.  Aquí hay un sistema de ideas que nos lleva a recobrar el comienzo, redescubrir el inicio de todo.

I´m Barbarian y qué.  I’m barbarian es un poema que me toca muy de cerca porque vivo en la frontera a cinco millas de México.  Sí, es un poema que presenta la sinrazón del sistema de las fronteras.  Las alusiones históricas y literarias en este poema van muy bien con la complejidad regional en donde vivo. El casamiento de lo boricua con lo chicano manifiesta la distorsión irracional de las cosas.  Al leer este poema pienso que podría decir que tuve al filósofo poeta de vecino.

Planto por José María Lima es un poema elegíaco que presenta un llanto existencial hermoso, especialmente por los recursos estilísticos de un barroco depurado utilizados con cierta resistencia.  El tono plañidero permite el poema flotar.  Hay fluidez de río en este poema.

A Clara Lair, en lo breve de este poema se encierra un mundo: la vida de la poeta, la extrañeza de su vida y, ante todo, todo lo que se dice cuando no se dice nada. 

La poética de la alcapurria resulta ser un poema esperanzador, pero esa esperanza funciona desde la denuncia y el post recuerdo.  Resultaría interesante ver este poema en español con elementos añadidos desde las dos islas, la invertebrada y la flotante.

Carlos Manuel Rivera ha creado un magnífico lenguaje poético en Bululú, Perfume y Veneno.  Pero este lenguaje va más allá de ser poético, es filosófico.  El filósofo alemán Martin Heidegger nos dice que: “Todo lenguaje poético, tanto en este sentido amplio como en el más estricto de lo poético, es en el fondo un pensar.  La esencia poética del pensar guarda el reino de la verdad del ser.”   Y es por ello que vemos en el arte de Carlos Manuel Rivera la instauración de una verdad que ampliamente navega por los océanos de la historia, la sociología, la literatura y la esencia del arte en sí.  Su poética y poesía nos permiten ser libres.  Las ataduras a los prejuicios y estereotipos quedan anulados.  Martin Heidegger nos recuerda que: “La poesía no es un adorno que acompaña la existencia humana, ni sólo una pasajera exaltación ni un acaloramiento y diversión.  La poesía es el fundamento que soporta la historia, y por ello no es tampoco una manifestación de cultura, y menos aún la mera expresión del alma de la cultura.”  De esta manera Carlos Manuel Rivera ha creado filosofía con su poesía.  Es como si él fuera un genial portavoz de un movimiento que me tomo el atrevimiento de nominar como poesismo.  Es decir, se crea filosofía, se crea pensamiento en el acto de escribir poesía.  Carlos Manuel Rivera va muy bien acompañado con poetas como Francisco Matos Paoli en Canto a la locura y Juan Ramón Jiménez en Espacio.  Termino mi presentación invitando a filósofos y filólogos a una lectura profunda del pensamiento en Bululú, Perfume y Veneno de Carlos Manuel Rivera.

Datos biográficos de Carlos Manuel Rivera

Datos biográficos

Carlos Manuel Rivera posee una amplia formación en las humanidades.  Maneja varios idiomas, es lector insaciable, amante de todas las artes y poseedor de una memoria privilegiada.  Pero una singularidad que lo aparta de muchos escritores es que es un aferrado estudioso de la filosofía.  Es poeta, actor y performero, como también profesor universitario e investigador. Ha presentado su obra poética y teatral en Puerto Rico, España, México, República Dominicana, Chile, Perú, Argentina, Uruguay, Colombia y Estados Unidos. Obtuvo su grado doctoral en la Universidad Estatal de Arizona (2000). Ha publicado su poesía en varias revistas literarias. También ha publicado los siguientes libros: Soplo mágicos disparates (2003); Teatro popular: El Nuevo Teatro Pobre de América de Pedro Santaliz (2005); Para que no se nos olvide. Ensayos de interpretación de un teatro puertorriqueño marginal (Premio Internacional de Literatura del Instituto de Cultura Puertorriqueña, en ensayo) (2014); y Bululú. Perfume y veneno (2020). Además, grabó su CD de poemas y performances ASI MI NATION (2010). Actualmente es Catedrático de Español en Bronx Community College, City University of New York. 

Quiero comenzar mi presentación con la opinión de un traductor.  Los traductores son admirables porque trabajan muy de cerca con la obra del creador.  Ellos se adentran en la obra.  Muchas veces perciben lo que a los críticos y los estudiosos se les puede escapar.  He aquí la opinión de un traductor que ha traducido la obra de Carlos Manuel Rivera.